Blog-TeamEQ_burnout

Estrés: el enemigo de la creatividad en tu equipo

Después de un año caótico e impredecible, nos hemos dado cuenta de lo grandiosa que puede ser nuestra capacidad de recuperación y creatividad. Y esto nos ha dado la oportunidad de mirar a nuestro alrededor y reflexionar sobre lo que es realmente importante para nosotros en nuestros espacios profesionales y personales. Ahora está claro que la línea que separa ambas cosas se está volviendo imperceptible y que, poco a poco, esas esferas se van integrando cada día más. El estrés que nos afecta en el trabajo es algo que ya no podemos dejar de lado cuando cerramos la pantalla de nuestro ordenador y volvemos a nuestros espacios domésticos. 

Estrés en el trabajo

Ahora, esta realidad es cada vez más reconocida por la legislación gubernamental, que obliga a los empleadores a proteger la salud y el bienestar de sus empleados. Y eso incluye la responsabilidad del empleador de proteger a sus empleados contra los problemas causados ​​por el estrés laboral.

El estrés en el lugar de trabajo puede tomar diferentes formas y no solo está influenciado por problemas comunes en el entorno profesional, como la falta de motivación o el acoso, sino también por cuestiones personales como las preocupaciones de balancear las obligaciones personales con las profesionales.

A esto se suman factores que surgen hoy como los cambios en la forma de comunicarnos con nuestros equipos, la incertidumbre laboral y la adaptación a un nuevo horario de trabajo más flexible. Todo esto conduce a lo que comúnmente se describe como «burnout», un término eufemístico que puede ocultar graves consecuencias psicológicas y físicas.

El ‘burnout’ es un estado de agotamiento que suele ir acompañado de una sensación de fracaso y de estar abrumado por nuestros compromisos laborales. El agotamiento es un síndrome que originalmente se pensó que afectaba solo a ciertas ocupaciones de alto estrés (bomberos, médicos, etc.). Pero ahora sabemos que el agotamiento puede afectarnos a todos. 

 

TeamEQ_White Paper_Cómo el COVID-19 ha afectado la inteligencia colectiva de nuestros equipos en el 2020

 

El agotamiento en el trabajo puede tener graves consecuencias. Entre estas se encuentran:

 

  • EL AGOTAMIENTO. Falta de energía, sentimientos de apatía e incapacidad de contribuir.

 

  • LA DESPERSONALIZACIÓN. Un distanciamiento cognitivo que se convierte en indiferencia o actitud cínica al sentirse exhausto y desanimado.

 

  • LA INEFICIENCIA. Falta de inversión en el trabajo que reduce la sensación de eficiencia. Una sensación de ‘fracaso profesional’ y una pérdida de responsabilidad en la que es difícil obtener una sensación de logro.

 

¿Cómo lidiar con el agotamiento?

El primer paso para cualquier empleado es aumentar su capacidad de escuchar y responder a los factores subyacentes (a veces por debajo de la superficie) que pueden apuntar a la aparición de agotamiento en sus equipos. Y la clave para eso es tener los datos correctos disponibles y la capacidad de analizar con precisión esos datos y transformarlos en acciones. 

Las plataformas como TeamEQ brindan la capacidad de anticipar y reaccionar ante la aparición del burnout antes de que ocurra, utilizando IA predictiva para explorar factores clave como la motivación, el bienestar y la satisfacción personal, proporcionando los datos que son esenciales para dar una imagen de la situación de los equipos en cuanto a sus niveles de estrés.

Una de las principales causas del ‘burnout’ es la sensación de falta de control sobre la vida. Una plataforma como TeamEQ fomenta el feedback y el compromiso continuos, lo que permite a los equipos expresarse activamente y participar en un proyecto. Esto es aún más importante hoy en día, ya que avanzamos rápidamente hacia un nuevo entorno de trabajo e implementamos los cambios necesarios que pueden hacer que algunas personas se sientan abandonadas.

Gracias a la escucha activa de los datos proporcionados a través de la plataforma TeamEQ, ahora las empresas pueden conocer en tiempo real qué factores están impactando los niveles de estrés de sus empleados y tomar acciones inmediatas para minimizarlos. Como consecuencia, el compromiso, la productividad, la confianza y el objetivo común de las empresas aumentan significativamente.

El problema del agotamiento tiene varias capas. A menudo, la solución debe implicar un profundo cambio cultural en la forma en que nuestras empresas operan a nivel humano. 

Esto puede parecer una tarea abrumadora, pero será esencial si queremos prosperar en el entorno post-pandémico.

Lo importante es empezar a implementar ese cambio ahora.

Descubre cómo TeamEQ puede ayudarte a combatir el estrés en tus equipos pidiendo una demo hoy.

También te puede interesar…

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia.Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar