TeamEQ_blog_The empathetic productivity

Cómo la Inteligencia Emocional ayuda a los equipos en su rendimiento – La productividad empática

Ahora que pasamos a la siguiente etapa de nuestra vida con el Covid está quedando todavía más claro que el trabajo remoto ha venido para quedarse. Pero para que el trabajo remoto tenga éxito los líderes no solo deben gestionar a sus equipos sino que tienen que saber cómo se sienten

Utilizar la Inteligencia Emocional para entender sus necesidades e intentar cubrirlas, será la clave para mantener la productividad a medio y largo plazo. En el mundo actual del trabajo en remoto es relativamente fácil poner objetivos y medir la productividad. Lo que es más complicado es monitorizar los sentimientos y las emociones. Sin embargo, ambos factores serán vitales a la hora de asegurar el bienestar y la productividad en un mundo más incierto. 

Algunas empresas siguen utilizando metodologías tradicionales de gestión y monitorización, pero estos paradigmas se han quedado obsoletos. Puesto que no podemos confiar en la presencia física para entender cómo se sienten nuestros colegas, es cada vez más necesario usar la escucha activa y los datos para llegar al corazón de nuestros equipos.

Si queremos que nuestros negocios sigan teniendo éxito en esta “nueva normalidad” necesitamos saber cuáles son las necesidades de nuestros equipos (y no solo sus objetivos).

 TeamEQ_White Paper_Cómo el COVID-19 ha afectado la inteligencia colectiva de nuestros equipos en el 2020

Hablemos de productividad

Varios estudios muestran el vínculo entre el bienestar de los trabajadores y su rendimiento. De media, los equipos remotos trabajan unas dos horas más al día y tienen que conciliar compromisos personales y profesionales. Esto conlleva sentimientos de frustración, aislamiento y por tanto, una bajada de la productividad. 

Existen protocolos que regulan formas de alcanzar los objetivos y nuevas tecnologías que apoyan esos procesos. Sin embargo, sin la conexión física, se necesitará cada vez más inteligencia emocional para mantener a los equipos unidos a pesar de la distancia. Aquí entra en juego “la productividad empática”.

Cuando comenzó el confinamiento algunos analistas de RRHH describieron lo que ellos vieron como una “revolución de la empatía”. Puesto que nos tocaba a todos por igual, ya no podíamos trabajar sin ponernos en el lugar de nuestros compañeros. Aquellos líderes que se enfocaron solamente en resultados, sin tener en cuenta el impacto emocional de la pandemia en sus equipos, se dieron cuenta rápido que la productividad bajaba. Por otro lado, aquellos líderes con éxito comprendieron que cada miembro del equipo reaccionaba de forma distinta a la situación y necesitaban por tanto distintos métodos para motivarles y hacerles sentir seguros. 

Plataformas como TeamEQ facilitan a los líderes la posibilidad de monitorizar la situación emocional de sus equipos, de forma individual y colectiva, en tiempo real. Utilizando los datos y la escucha activa, TeamEQ te permite anticipar y reaccionar a las emociones antes de que impacten en la productividad.

Juntos estamos co-creando una nueva cultura laboral, donde el liderazgo en remoto pueda ser efectivo y la productividad pueda aumentar, teniendo en cuenta un enfoque empático que sitúa el aspecto emocional de nuestros equipos en el centro de nuestras acciones. 

Descubre cómo TeamEQ puede ayudarte con tu productividad empática haciendo hoy una demo.

 

Francesca Gabetti

CEO & Co-Founder

 

Ph: Canva.

 

También te puede interesar…

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia.Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar