TeamEQ_Leadership Development_The benefits of active Listening

Beneficios de la Escucha Activa

Todos sabemos que el feedback es una herramienta muy potente para aumentar el rendimiento de los equipos. Sin embargo, un estudio sobre la eficacia del feedback realizado hace 20 años por Kluger (Harvard Business Review) demostró que en el 38% de los casos en que se daba feedback el desempeño tendía a bajar. 

La razón por la que esto ocurría, incluso cuando el feedback era positivo, era porque el feedback unidireccional amenazaba la imagen que las personas tenían sobre sí mismas. Sobre todo, señalaba que el jefe es quien manda y, que el jefe es una persona que juzga. 

La pregunta que surgía era si un enfoque de feedback distinto podría prevenir estas consecuencias. Se demostró que una escucha de calidad (atenta, empática y libre de juicio) impacta de forma positiva en las emociones y actitudes del oyente. Un feedback basado en realizar preguntas y escuchar las respuestas tendría un impacto positivo.

 

¿Qué sucede cuando no escuchamos de forma activa?

En otro experimento se emparejó a 112 estudiantes, asignando roles de oyente y orador.

A la mitad de los oyentes se les pidió que escucharan activamente a sus parejas y a la otra mitad se les pidió que parecieran distraídos: mirando por la ventana, escribiendo mensajes, contestando al teléfono… Los resultados evidenciaron que los oradores emparejados con buenos oyentes (en contraposición con aquellos emparejados con oyentes distraídos) se sentían menos ansiosos, con mayor conciencia de sí mismos y con una idea más exacta de sus cualidades. 

Los TeamLeaders que practican la escucha activa con sus equipos,  evitando distracciones durante las conversaciones (como mirar el teléfono, el correo, etc.) fomentan equipos más serenos y con mayor conciencia personal y claridad sobre sus tareas. Los empleados que se sienten escuchados están más relajados, son más conscientes de sus fortalezas y áreas de mejora y son más receptivos a reflexionar de una forma abierta y no violenta, lo que promueve un equipo más cooperativo. 

Los líderes que saben escuchar son considerados líderes humanos y generan en sus equipos mayor confianza, mayor satisfacción laboral y fomentan la creatividad de sus equipos. 

 

¿Cómo puedes mejorar tu escucha?

Muestra plena atención durante la conversación. Si no puedes, es mejor postponerla. Deja a un lado tu teléfono y tu ordenador y mira a la persona que está hablando, aunque ella no te mire a ti. De vez en cuando te mirará para cerciorarse de que la escuchas. 

No interrumpas. Resiste la tentación de hablar hasta que la persona haya indicado que ha terminado. 

No juzgues. Escuchar activamente implica que acalles esa voz interior que te lleva a juzgar.

No impongas tus soluciones. Haz preguntas abiertas en base a lo que has escuchado y acompaña a tu colaborador para que llegue él mismo a sus propias conclusiones. Te sorprenderán las soluciones que pueden surgir. Esto aumentará la creatividad y compromiso de tus equipos.

Recuerda: La escucha activa requiere entrenamiento, persistencia, esfuerzo y lo más importante, la intención de querer ser un buen oyente. 

TeamEQ_White Paper_Cómo el COVID-19 ha afectado la inteligencia colectiva de nuestros equipos en el 2020

Con TeamEQ tienes la posibilidad de hacer preguntas precisas y efectivas a tus equipos. Gracias a la transparencia de nuestra herramienta, tus colaboradores se sentirán seguros para darte feedback práctico sobre cada una de las preguntas realizadas. Después es tu turno. Recuerda escuchar (en este caso leer) con atención cada una de las respuestas y actuar de forma acorde ya sea contestando a un comentario o reaccionando ante una tendencia negativa de una variable específica. 

Al principio practicar la escucha activa puede parecer un gran esfuerzo pero con la práctica y la constancia formará parte de tu estilo de liderazgo. Recuerda todos sus beneficios: equipos más cooperativos y un aumento de la autoestima de los colaboradores, su confianza y la satisfacción laboral. 

¡TeamEQ está aquí para apoyaros a ti y a tus equipos en vuestra transformación cultural hacia un equipo más sano y productivo!

 

Este artículo está basado y traducido de” The Power of Listening in Helping People Change” publicado por HBR. Puede encontrar el artículo original aquí.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia.Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar