Consejos prácticos para fomentar el agradecimiento en el equipo

“Es de bien nacido ser agradecido”. Seguro que tus padres o abuelos te lo repetían hasta la saciedad cuando eras pequeño, y no les faltaba razón.

Seguramente habrás experimentado lo bien que sienta echarle una mano a un compañero y que este te lo agradezca. Da la sensación de que lo que haces importa, que crea un impacto en la otra persona.

Hoy te propongo que hagas un upgrade en el equipo para ir del «gracias» al agradecimiento y el reconocimiento.

Imagínate que de repente llega alguien del equipo y te dice: gracias por venir todos los días de tan buen humor, consigues que se me pase el cabreo por el atasco mañanero que me como todos los días.
¿Cómo te sentirías? Seguro que muy bien contigo mismo, y más satisfecho porque estás haciéndole bien a alguien a través de algo que te sale de forma natural.
Y probablemente que te dijeran esto te motivaría a hacerlo más porque ves la relevancia que tiene.
Lamentablemente este tipo de comentarios no suelen formar parte de la banda sonora de la jornada laboral.

¿Qué es lo que hacemos normalmente?
1. No te atreves a decir estas cosas porque te sientes cursi haciéndolo.
2. Le pones más atención al tono de voz tan desagradable que tiene Pedro al hablar por teléfono que a las veces en las que te ha echado un cable.

No eres al único al que le pasa, don’t worry. Pero si has visto lo potente que resulta el agradecimiento y reconocimiento positivo con el ejemplo del principio, estoy segura de que querrás vencer esos dos límites para fomentar la confianza, el bienestar, la armonía, la satisfacción y la motivación en el equipo.

¿Cómo lo puedes hacer?

1. Para la primera opción, lo ideal es que vencieras la incomodidad de sentirte vulnerable delante de los demás. Pero como quizá esto es muy hardcore para comenzar, puedes empezar a hacerlo por escrito, que siempre da menos palo.
Quizá la cultura de “los pececitos” te sirva de inspiración.
El llamarlo “los pececitos” tiene su origen en que esta idea nos la han “prestado” los delfines. Según los estudios, solo aprenden por refuerzo positivo y a la vista está lo inteligentes que son.
Es por eso que puedes entregar mensajes de agradecimiento y refuerzo positivo en papelitos con forma de delfín.
Si te pasa como a mí y las manualidades no son tú fuerte, puedes cortar los papeles en forma de pececitos, que es mucho más sencillo.
Aprovecha alguna comida o salida de equipo que vayáis a hacer y empieza a introducirlo ahí.
Avisa al equipo de lo que vas a hacer y deja a la vista un bote con los pececitos recortados al lado para que todo el que quiera, escriba algo y lo ponga en el bote antes de la salida de equipo.
Es probable que al principio les cueste animarse, pero cuando leáis los pececitos en la salida, será tan potente que todos los que no lo habían hecho antes, lo harán después.

TeamEQ_White Paper_Cómo el COVID-19 ha afectado la inteligencia colectiva de nuestros equipos en el 2020

De esta forma puedes ir introduciendo el agradecimiento en el equipo y hacerlo una práctica habitual.
2. El prestarle más atención a lo malo que a lo bueno, tiene su origen en la pura supervivencia. Hemos llegado hasta aquí como especie porque la mente está constantemente pensando en lo malo que te puede pasar para que lo soluciones y que no te coma el león en la jungla.

¿La buena noticia? Ya no vivimos en la jungla y no tienes que estar pendiente de ningún león.
¿La mala noticia? Que tu mente sigue comportándose como si estuviera en ella. Ha cambiado jungla por oficina y a los leones por jefes .

Aquí te invito a que seas muy consciente de cuándo te están viniendo esos pensamientos negativos y sustituirlos por positivos. Es decir, vale que el tono de Pedro es súper desagradable cuando habla por teléfono, pero luego el tío siempre está ahí cuando necesito ayuda.

Haz un upgrade de gracias a agradecimiento y verás cómo la confianza, armonía, el bienestar y la motivación y satisfacción personal mejoran en el equipo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia.Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar