gestionar las emociones

Aprende a gestionar las emociones negativas en el trabajo

La inteligencia emocional es una parte fundamental de las habilidades del liderazgo. Te dejamos algunos consejos para gestionar las emociones para poderte convertir en un líder motivador e inspirador.

“Hoy he dormido fatal.
Después de discutir ayer con mi chico, estaba súper rallada y no podía pegar ojo.
Además mi madre me estuvo llamando toda la tarde para contarme la última que ha liado mi hermana.
Y encima llego tarde porque he retrasado el despertador mil veces, no me ha dado tiempo ni a desayunar y me han cerrado las puertas del metro en la cara después de correr como si no hubiera un mañana para pillarlo.
¡Anda! Y además hoy tengo la reunión con Pedro para hablar del incidente del otro día, que no se puede volver a repetir. Me comí una buena bronca del jefe de comercial por su culpa.
Buuuf… Vaya cabreo llevo encima.”

Ante una mañana como la que tiene María, mánager del departamento de contenidos, hay dos posibles opciones:
a) Seguir con el piloto automático puesto y dejar que el cabreo se apodere de ella.
Esto es lo más sencillo pero lo que trae peores consecuencias.
Mantener ese enfado le hará encontrarse mal y a la hora de enfrentarse a la reunión con Pedro, es muy probable que alguna mala contestación o una mala cara se le escape.
Y después de eso, lo que le suele pasar es que se siente fatal consigo misma por haber pagado su mal día con alguien que no se lo merecía.
b) Gestionar ese enfado antes de meterse en la vorágine de la oficina.
Esto no es fácil por varias cosas. La más inmediata, por falta de tiempo.
No le ha dado tiempo relajarse antes de salir de casa y además llega tarde. Necesita encontrar unos minutos para calmar su mente y cambiar el estado de cabreo monumental que lleva encima, por otro que le ayude más.
No será sencillo pero sabe que merece la pena hacerlo para ser fiel a sus valores. Quiere ser una mánager inspiradora para ella misma y para el equipo.

TeamEQ_White Paper_Cómo el COVID-19 ha afectado la inteligencia colectiva de nuestros equipos en el 2020

Aprender a gestionar nuestras emociones, así como las de los demás, es clave para ser un buen líder.

¿Cómo podría María calmar su mente y gestionar las emociones en poco tiempo?
1- Aprovechando el camino de casa al trabajo. Puede, por ejemplo, escucharse su canción favorita fijándose en algún instrumento en concreto y prestarle atención solo a eso. Al punteo de la guitarra, a la percusión de la batería, etc.
La cabeza se le irá muchas veces a todo lo que le ha pasado, pero como sabe que es importante dejar de rallarse para estar bien, volverá una y otra vez a intentarlo hasta que se acabe la canción.
Cuando se termine, habrá conseguido hacer un paréntesis mental de unos 3 minutos. Si no es suficiente puede ponerse otra canción repitiendo la misma operación.
2- Cuando llegue a la oficina, antes de ir derecha a la reunión con Pedro, le vendrá genial pararse a respirar tranquila un momentín.
Al hacerlo, puede imaginarse que entra una luz blanca súper cálida por todo su cuerpo con cada inspiración. Y cuando exhale puede imaginar como su cabreo sale por la nariz, en forma de humo negro y desaparece en frente suyo.
3- Una vez esté más calmada, le ayudará imaginarse como quiere que vaya su día conectándolo con sus ganas de ser la mejor mánager para ella misma y para su equipo.
Puede imaginarse de forma positiva como quiere que vaya la reunión con Pedro y lo bien que se sentirá después de hacerla desde un estado mucho más tranquilo.
4- Por último, cuando llegue, puede decir al equipo que hoy no es uno de sus mejores días. Les puede avisar de que no se rallen si la ven una mala cara o un tono más borde, que es cosa suya, no tiene nada que ver con ellos.
Como ves, María no ha tenido que hacer grandes cosas para comenzar a gestionar su emoción.
Tú también puedes hacerlo. Lo más importante es que te des cuenta de que tienes esa emoción y reunir la voluntad para cortar con el piloto automático y gestionarla.

Desarrollar los puntos clave de la inteligencia emocional es fundamental para la gestión de un equipo y la organización exitosa.

El mundo de la gestión de emociones da mucho más de sí, esto ha sido solo un aperitivo para que empieces a gestionarlas de forma práctica y rápida.

Con TeamEQ es posible medir y escuchar en tiempo real el bienestar y las emociones de tus personas. Solicita una demo y transfórmate en un líder efectivo e inspirador.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia.Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar